Tomar la decisión de emprender un viaje puede a veces resultar muy complicado si no tenemos ni idea por dónde empezar, y por esta razón en muchas ocasiones recurrimos a agencias o especialistas en viajes, que si bien tienen un amplio conocimiento en la materia también nos representa pagar un costo extra por el servicio otorgado y en ocasiones una cuota muy alta. Es por eso que quiero compartir contigo una guía práctica de viaje que te ayudará si estás por emprender tu primer aventura o te consideras un novato en el arte de planear un viaje.

1.- Definir el destino: y aunque suena muy lógico no siempre nos resulta tan fácil, porque debemos considerar nuestra disponibilidad de tiempo y dinero, por ejemplo puedo tener muchas ganas de ir a Dubái, pero mis finanzas y mi tiempo no me alcanzan para ese destino. Así que es mejor plantear un escenario realista y empezar a armar el rompecabezas, considerando que si son viajes internacionales necesitarías mínimo 1 semana para poder aprovechar al 100% en recorridos y visitas de la ciudad, puesto que casi siempre nos lleva 1 día llegar al destino y otro para el regreso. El tener claro el tiempo y dinero que podemos destinar a un viaje es la clave para empezar a trazar tu ruta.

 

2.- Trazar tu ruta: cuando se trata de un viaje de 1 o 2 semanas es necesario que tengas claro cuántos lugares vas a incluir en esos días, por lo general yo me guío con un mapa para ver qué países o ciudades me quedan más cerca y en base a eso poder armar mi ruta a seguir. Si por el contrario es solo un fin de semana no deja de ser importante, pues al ser poco tiempo debemos tratar de aprovechar lo más que se pueda los días disponibles, y si vamos sin un rumbo fijo podemos perder más tiempo en decidir qué hacer ya estando en el lugar que aprovechar para recorrerlo.

3.- Buscar opciones de transporte: Yo pongo este punto antes que el hospedaje ya que comparándolos entre sí, considero que es de menor flexibilidad, y me refiero a que ya sea en tren, avión o por carretera, los medios de transporte ya tienen sus horarios y precios definidos, entonces es importante buscar las opciones que nos resultan más económicas y se ajusten mejor a nuestra ruta a seguir. Para aviones utilizo el buscador skyscanner, para tren trainline o goeuro (si es una ruta en Europa) y para autobús busco en las líneas locales de cada lugar o incluso con goeuro puedes tener una combinación de los 3 medios de transporte en Europa.

4.- Buscar opciones de hospedaje: Aquí por lo general hay más margen en la búsqueda, y tu selección dependerá del presupuesto que quieras invertir, ya sea un hostal, hotel, airbnb, couchsurfing o si algún conocido te brindará hospedaje, y en un caso muy necesario yo aplico dormir en aeropuertos para ahorrar una noche de hospedaje, ahora bien hay una manera de combinar transporte y hospedaje, si hablamos de un tren nocturno, o la última salida de un autobús, que esto nos permite literalmente avanzar y cambiar de destino mientras dormimos.

5.-Reservar: Una vez que ya tengo un borrador de mi itinerario, con la ruta a seguir, opciones de transporte y hospedaje bien definido procedo a la reservación para ya tener mi viaje asegurado, es importante considerar los tiempos de reservación, ya que si hablamos de aviones por lo regular te da un margen de hasta 10 meses de anticipación para la compra, en trenes debe ser mínimo con 3 meses de anticipación y en autobuses puede variar, pero en general aplica igual, esto es porque pueden surgir algunos cambios y así dan un poco más de certeza al momento de estar reservando y que no salgan con cambios muy drásticos de última hora que te puedan mover toda tu ruta a seguir.

6.-Labor de investigación: En este punto me dedico a buscar por ciudad o país los lugares más representativos, emblemáticos y que no se deben perder por nada en tu visita, esto ayuda a que no llegues en blanco y sirve para que aproveches mejor el tiempo en cada lugar, algo muy recomendable es que armen sus rutas en base a su hospedaje, es decir si me encuentro en Roma y mi hostal está en el centro de la ciudad debes ver qué estación del metro te queda más cerca y en cual debes bajar para tu siguiente visita, o si alguna atracción es fácil de llegar a pie, que calles seguir y tiempos aproximados para llegar a ella. De igual manera investigar horarios o costos si es necesario, ya que hay días que puede estar cerrado algún lugar, y si coincide con el único día de tu visita pues puede arruinarte un poco el plan, un ejemplo de esto es el famoso cambio de guardia en el palacio de Buckingham, por si no sabías eso no ocurre todos los días ni a todas horas, entonces si tu llegas un día Viernes y el sábado te vas a otro destino puede ser que justo el día que tu estés sea en el que NO se realiza el cambio de guardia.

7.-Hacer un check list: Esto es algo que no muchos realizan y que de verdad puede ayudarte mucho, muchas veces por la emoción del viaje o los mismos nervios tendemos a olvidar algo que puede resultar importante, entonces tenerlo por escrito ayuda mucho, aun cuando sientas que ya lo tienes todo listo y ordenado puede pasar que de último momento olvides algo de dinero, alguna prenda de ropa indispensable o en caso muy extremo hasta tu pasaporte o identificación, porque créanme que pasa. Entonces hacer un check list es como tener un pedacito de nuestro cerebro fuera de la cabeza recordándonos las veces que sea necesario que debemos llevar para que nuestro viaje salga a la perfección.

8.-Revisar condiciones de clima: En su mayoría muchos pasamos de largo con este tema, pero creo que este es la base para el siguiente punto, y es que mucho dependerá de las condiciones que se tengan para los lugares a visitar para saber que sí y que no llevar en nuestro equipaje, imagínate a medio viaje con ropa que no te permite salir en la ciudad y te obliga a tener que comprar algo para poder seguir, además que representa un gasto de tiempo en la búsqueda también te hace salirte un poco de tu presupuesto ya destinado al viaje.

9.-Preparar tu equipaje: Apoyándonos en nuestro check list y con las referencias del clima ya estamos listos para poder ir organizando nuestra maleta en base a nuestro itinerario, recomiendo que organices los cambios de ropa por día, eso facilitara mucho el no estar sacando y metiendo ropa a cada rato de la maleta, puedes poner al final lo que consideras usarás menos o que será para tus últimos días de viaje y al principio piezas básicas como tu toalla de baño, pijama o los cambios que estarás usando los primeros días de tu recorrido. Si viaja en avión y solo planeas llevar una maleta de mano no olvides tener en cuenta que hay ciertos artículos que no se pueden ingresar, o ciertas medidas que no debes superar para evitar que te pidan dejar ciertos artículos, por ejemplo objetos líquidos con medidas superiores a los 100 ml, u objetos punzo cortantes como navajas o tijeras que no están permitidos en equipaje de mano, esto con el fin de no pasar un mal rato por tener que dejar artículos en el área de seguridad. Dentro de este punto también incluiría los documentos que debes llevar contigo, como pasaporte, visa (si es necesario para el lugar al que te diriges), alguna identificación y copia de las reservaciones de transporte y hospedaje, ya que en algunos puntos de control pueden solicitarte que pruebes que estarás en tal o cual lugar.

10.-A esperar el día y disfrutar el viaje: Y finalmente pero no menos importante el momento de la verdad, si ya has realizado los puntos anteriores te encuentras listo para empezar tu aventura, trata de estar tranquilo un día antes del gran día, pues en ocasiones tendemos a entrar en pánico pensando que tal vez olvidamos algo experimentando esa gran sensación de “siento que me falta algo” y que nos puede tener nerviosos hasta el momento del viaje, por lo regular cuando me ha pasado eso termino descubriendo que siempre es el shampoo o el cepillo de dientes lo que he olvidado empacar jajaja, por eso la importancia del check listo, sin embargo aun cuando lo olviden relájense, son cosas que se pueden obtener fácilmente en cualquier destino, lo más importante es tu pasaporte, visa o identificación que te permitirá llegar a tu destino. Así que no queda más que disfrutar el viaje.

TIP: como un bonus les paso este tip, de ser posible digitalicen sus documentos personales o lleven una copia del mismo, en caso de que llegaran a  extraviar un documento esto les puede servir de referencia para probar que si existe dicho documento y que es válido. Si lo que has perdido es tu pasaporte contacta a la embajada de tu país en el destino que te encuentres y pide que te expidan un pasaporte de emergencia, el cual te sirve para terminar tu viaje y que tiene validez por ese mismo tiempo, ya una vez que regreses a tu país podrás solicitar una renovación por mayor tiempo.

No olvides seguirnos en nuestras redes sociales

Facebook laguiaparaviajeros

Instagram laguiaparaviajeros

Bon Voyage!

Categorías: Tips

2 commentarios

Monica · junio 3, 2018 a las 2:07 am

Gracias, me parecieron muy utiles los datos que compartiste

    admin · junio 3, 2018 a las 2:09 am

    Con gusto, espero puedan ayudarte en futuros viajes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *